Blog Todo lo que debes saber antes de firmar tu contrato de alquiler

Todo lo que debes saber antes de firmar tu contrato de alquiler

26 de Junio de 2018 Xesús Cordeiro Vilán


Ya seas propietario o inquilino, hay ciertas cosas que tienes que tener en cuenta al llegar a un acuerdo para arrendar una vivienda:

 

Por ambas partes


1. Aunque parezca una obviedad, redactad por escrito el contrato y firmadlo en todas las hojas. Así se evitará que alguien pueda realizar modificaciones en cualquiera de las páginas. Todas las partes tienen que llevarse una copia firmada.

2. Hay que dejar bien claro de qué pagos se hace cargo cada parte. Los impuestos –IBI, recogida de basuras, ITP-, suministros, comunidad y demás conceptos pueden generar fricciones a lo largo del alquiler, por lo que es necesario detallar todo por escrito.

3. También se debe ser lo más preciso posible con las competencias a la hora de reparar daños. Siempre se puede estropear un electrodoméstico o producir una rotura en el hogar. Por ello, se tiene que saber de antemano quién es el responsable de abonar cada gasto que pueda surgir.

En este sentido, es recomendable efectuar un inventario de los muebles que deja el arrendador y del estado en el que se encuentran. Es más, conviene añadir como anexo al final del contrato una relación de fotografías del interior del piso y de sus enseres. Igualmente, es aconsejable que ambas partes revisen conjuntamente la vivienda en el momento de entregarse las llaves.

4. Aunque no es una cláusula que se prodigue mucho, hay ocasiones en las que el propietario de la vivienda tiene derecho a autorizar o vetar la entrada de nuevos residentes. Por ejemplo, si un arrendatario, pasado un tiempo, quiere que su pareja vaya a vivir con él está obligado a comunicárselo al casero y éste podría poner pegas. Por ello, es mejor dejar este tipo de situaciones claras desde el principio.


En el sentido inverso, influye también si la casa la alquila una pareja y luego hay una ruptura. En estos casos, conviene que el contrato recoja los datos de todos y qué ocurriría si se da esta situación. De esa manera, si alguno de los inquilinos quiere permanecer en la vivienda podrá hacerlo sin mayores problemas.

5. Aunque resulte una obviedad, lo mejor para todos es que el pago de la renta se domicilie en una cuenta bancaria del arrendador para que el inquilino pueda confirmar su pago o, en caso contrario, el arrendador pueda acreditar morosidad.

6. Una de las primeras gestiones que debe hacer un propietario es depositar la fianza ante el organismo competente del Gobierno autónomo. En el caso de Galicia, ante el Instituto Galego de Vivenda e Solo. Lo contrario puede conllevar una multa. Además, si el inquilino cumple los requisitos para desgravar ante Hacienda el pago del alquiler, algunas comunidades autónomas exigen que este trámite se haya completado. Si el casero no lo ha hecho, el arrendatario puede perder el derecho a esa desgravación fiscal.

Si eres inquilino


1. Puede parecer un trámite tonto, pero cerciórate de que la persona con la que pactas es la propietaria del inmueble. Así lo debe recoger el contrato en su inicio. Si necesitas asegurarte todavía más, puedes pedir una nota simple en el registro de la propiedad. No serías la primera persona que se lleva una sorpresa.

2. Aunque es la gran desconocida, existe una tasa llamada Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) que tienen que pagar los inquilinos cuando alquilan una vivienda, porque se entiende que se produce una transmisión patrimonial al cederse el inmueble. Es un impuesto que no se suele pagar pero algunas comunidades autónomas, en su necesidad de recaudar para equilibrar cuentas, han empezado a reclamarlo.

 

Si eres arrendador


1. Aunque te pueda resultar más cómodo dejar los suministros domiciliados en tu cuenta, lo más recomendable es que sea el inquilino el que los abone directamente. En primer lugar, evitaréis estar echando cuentas cada mes, y más teniendo en cuenta que los recibos llegan a posteriori y cada empresa tiene sus propios ciclos de facturación.

2. Si hay problemas con los pagos, el responsable de que haya un corte del servicio será el usuario. No obstante, ten en cuenta que si hay algún impago las compañías reclamarán ante el titular del contrato independientemente de quien sea el titular de la cuenta bancaria en la que se cobren las facturas.

Fuente (Walicia): https://blog.walicia.com/cosas-que-saber-antes-de-firmar-contrato-de-alquiler/?utm_source=Walicia&utm_campaign=a84b0c714f-Walicia_Zapping_Inmobiliario_22_Jun&utm_medium=email&utm_term=0_121cb692fe-a84b0c714f-73203737&ct=t(Zapping_Inmobiliario_22_jun)

Encuentranos en

Jesús Cordeiro Consultor Inmobiliario, Calle de las Damas Apostólicas, 17. Centro de Negocios Oficentro II - 1ª Planta. Of. 124. 36370 - Ramallosa - Nigrán (Pontevedra)
+34886096898
+34607798779
atencionalcliente@jesuscordeiro.es