Inmobiliaria Baiona

Inmobiliaria Baiona

Si desea comprar o vender una propiedad y busca una inmobiliaria en Baiona, por favor acceda a www.jesuscordeiro.es . En Jesús Cordeiro Consultor Inmobiliario somos una inmobiliaria en Baiona y nos gustaría poder ayudarle.

 

 

La Villa de Baiona, turística y marinera, está situada al sur de las Rías Baixas, protegida de mar abierto por una preciosa bahía. Su situación es inmejorable para el abrigo de las embarcaciones deportivas y de pesca. Su clima se caracteriza por suaves temperaturas durante todo el año. Su casco antiguo, fue declarado "Conjunto de Interés Histórico Artístico" por la Xunta de Galicia el 1º de marzo de 1993, V Centenario de la Arribada de la Carabela Pinta a Baiona, con la noticia del Descubrimiento de América.

El municipio lo componen cinco parroquias: Baíña, Belesar, Baredo, Santa Cristina da Ramallosa y Baiona. Cada una con identidad propia y todas juntas conforman la amplia oferta de la Villa. La piedra de sus calles y edificios y el aroma salado del mar, así como el verde de sus campos y montes, consiguen convertir a Baiona en un lugar especial para el goce de los más exigentes. El municipio cuenta además con casi cuatro quilómetros de playas, en las que se puede gozar de maravillosas jornadas, tomando el sol, o realizando cualquiera de las actividades náuticas que se organizan en el municipio.

Especial importancia tiene nuestra gastronomía, y esto se debe en gran parte a los excelentes productos que nos brindan el mar y la tierra. Esto conjugado con una cocina tradicional e innovadora, invita al deleite de los más exquisitos platos.

Costumbres sociales de los baioneses

 

Pasear contemplando el mar, disfrutar de las numerosas terrazas o caminar por nuestros montes y parques es una costumbre arraigada entre los baioneses y visitantes.

Tomar un tentempié a media mañana en el bar es muy habitual, al igual que el café de media tarde o las tapas a primera hora de la noche y como preludio de la retirada al hogar o a algún buen restaurante para cenar. Además, es también común que la gente disfrute a diario con tertulias nocturnas en pubs y bares hasta bien entrada la noche.


El tapeo durante la mañana de los domingos en alguno de los muchos bares es el preludio de la comida familiar, ya que el domingo es, por regla general, cuando se reúne toda la familia a la hora de comer, pues el ajetreo de la vida moderna y la jornada laboral han hecho de éste el único día de descanso.

En verano y épocas de vacaciones, el ambiente es mucho más festivo las veinticuatro horas, ya que muchas son las personas que pasean por sus calles y dan vida a la localidad. Es en estos meses cuando la actividad es más entretenida.

Playas

 


Por su localización y su belleza, Baiona es el mejor de los lugares para los amantes de las playas. Los seis arenales se encuentran integrados en el centro urbano, lo que los hace tranquilos y los protege de los vientos y corrientes marítimas.

 

Casco Histórico, calles y Plazas

 

El casco antiguo de Baiona fue declarado Conjunto de Interés Histórico-Artístico por la Dirección Xeral del Patrimonio en 1993, coincidiendo con la celebración del V Centenario de la Arribada. Su protección está contemplada en el Plan General de Ordenación Urbana y en el Plan Especial de Protección del Conjunto histórico-artístico, que limita la altura de los edificios y la calidad de los materiales.


Aunque parte del casco antiguo está situado entre el Burgo (península de Santa Marta) y Sabarís, el núcleo principal está radicado en el centro del municipio y ocupa un círculo casi cerrado. Éste tiene tres entradas: por la plaza de Santa Liberata, por la del Padre Fernando y desde el crucero de la Trinidad. Sus calles son angostas, estrechas y empedradas, con edificios asoportalados, de piedra o granito, y con una planta de poca altura. A cada paso hay un pequeño templo, una fuente o una casa nobiliaria. Y en el aire, siempre, el olor del mar.

Sumergirse en el casco antiguo de Baiona y merodear por sus calles empedradas y estrechas proporciona siempre momentos agradables. En el centro urbano, principalmente en las calles inmediatamente posteriores al puerto, todo es armonía: casas de poca altura, en las que la piedra es el elemento principal, con columnatas formando reducidos soportales; casas rústicas, marineras, con balconcillos de hierro labrado y altas ventanas con doble hoja hacia el exterior y postigos.

Y, entre todas esas callejas, pequeñas plazas imposibles de percibir más que al entrar en ellas, como la del Padre Fernando, la de Pedro de Castro –presidida por un monolito que conmemora la arribada de la Pinta– o la amplia y abierta plaza de Santa Liberata, frente a la capilla de la mártir baionesa.

El resto del callejero son avenidas uniformes y cuidados nexos urbanísticos entre la fachada marítima y el territorio que enfila al monte, en los que los edificios modernos respetan los colores blanco y ceniza de las casas centenarias o más antiguas.

Parques y paseos

 

Tanto en el entorno marítimo como en el de la sierra de A Groba, Baiona dispone de amplios lugares de esparcimiento. Los más transitados son los paseos marítimos, que suman una extensión de 5 kilómetros peatonales acondicionados, paseos que unen A Ramallosa y Santa Marta con el puerto pesquero. De anchas aceras, las avenidas marítimas como Elduayen y Alférez Barreiro y los paseos Pinzón, Ribeira y Monte Boi, invitan al sosiego que produce caminar al borde del mar.


Los parques que hay camino de la sierra de A Groba son igualmente ideales para el reposo. Junto al monumento de la Virgen de la Roca está el parque de Mercedes Escalera, una superficie natural de 15000 m2 con merendero y elementos de piedra rústica. Y ya en la parte alta del monte, en los miradores de Cortelliño, Chan da Lagoa y Chan da Arquiña, en contacto con la fresca vegetación y los caballos y vacas campando en libertad por sus laderas, es imprecindible deleitarse unos minutos con la vista de la ría y del resto de las Rías Baixas.

Fiesta de la Arribada

 

El día 1 de marzo se conmemora la llegada de la carabela Pinta al puerto de Baiona con la noticia del descubrimiento de América. En los últimos años se han aumentado los actos para recordar tan histórico suceso y por tal motivo la fiesta se hace coincidir con el fin de semana siguiente al que hasta ahora era día de fiesta oficial.


Se celebra en las calles del casco antiguo y los paseos aledaños una fiesta medieval en la que se ofrecen los productos de artesanía que se consumían en el siglo XV. Músicos, juglares, malabaristas y artesanos recorren esos días las calles reviviendo aquel hecho. Además, se escenifica la reconstrucción del relato que Martín Alonso Pinzón y sus tripulantes hicieron de la gesta del descubrimiento al corregidor de Baiona el día 1 de marzo de 1493.

Los actos se completan con una ceremonia oficial en la que participan los representantes de los ayuntamientos de Palos de la Frontera, Santa Fe de Granada y Pornic, villas hermanadas con la de Baiona.


Desde el año 2015, la Fiesta de la Arribada está considerada de "Interés Turístico Internacional".




Encuentranos en

Jesús Cordeiro Consultor Inmobiliario, Calle de las Damas Apostólicas, 17. Centro de Negocios Oficentro II - 1ª Planta. Of. 124. 36370 - Ramallosa - Nigrán (Pontevedra)
+34886096898
+34607798779
atencionalcliente@jesuscordeiro.es